Juana Candelaria Martínez a sus 105 años de edad demostró que la posibilidad de elegir siempre es la mejor. La abuela acudió a votar pese a ya no tener la obligación de sufragar.

Siempre los mayores nos brindan un mensaje de responsabilidad civil en cada elección en el país, en este caso la historia llega desde Santa María.

La mujer fue a la escuela de San José de aquella localidad para cumplir con su deber cívico. Allí se la puedo ver muy feliz y emocionada.

Juana nació el 2 de febrero de 1913 en la ciudad de Santa María a 130 kilómetros de la capital catamarqueña.