Este jueves se realizó una nueva jornada de limpieza de costas y extracción de cianobacterias en dos diferentes sectores del lago San Roque en la ciudad de Villa Carlos Paz.

Las cuadrillas estuvieron abocadas a limpiar el sector céntrico y también hacia el norte de la ciudad, puntualmente en el puente de Carena -de donde se extrajo el denominado “bloom”-. Y también en la zona de Costa Azul, Puente de Piedra y en el APYCAP.

Desde el Gobierno de la Ciudad a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental, llevan adelante este programa de limpieza concretado por cuadrillas que trabajan a diario, conteniendo las cianobacterias con redes para luego ser extraídas mecánicamente con los camiones atmosféricos que provee el Gobierno de la Provincia de Córdoba. Al tiempo que las algas son trasladadas al Centro Ambiental.

Limpieza del lago y de sus costas, con residuos tras recientes crecientes.(Foto: Municipalidad VCP).

Monitoreos, muestras e imágenes satelitales

Según explican desde el área, se trata de una problemática propia del lago San Roque, la cual se aborda a través de monitoreos periódicos, muestras e imágenes satelitales, cuyo objetivo es el de realizar un seguimiento constante de las floraciones de algas verdeazuladas.

Por otra parte, y mediante un trabajo al unísono, desde la Secretaría Ambiental también llevan adelante un proyecto de biorremediación con plantas acuáticas (camalotes) en las bahías donde ocurren normalmente los “blooms” de cianobacterias.

“Bloom”

Según lo explicado en diversas ocasiones por los profesionales afectados al área, a fines del verano y principios de otoño “es esperable la proliferación de cianobacterias y la ocurrencia de ‘bloom’ o floraciones”, indican.

¿Qué es un bloom? “Es un crecimiento exponencial de este tipo de algas que se produce debido al proceso de eutrofización -enriquecimiento excesivo en nutrientes de un ecosistema acuático- que sufre el embalse desde hace años.

Parte de las algas y desechos extraídos del lago desde el puente céntrico de la ciudad.(Foto: Municipalidad VCP).

En cuanto a la tonalidad de fácil e inmediata visibilidad, aclaran que al morir estas algas, “se tornan color azul o cian y liberan compuestos volátiles que generan malos olores”.