El hecho ocurrió en una casa ubicada en el kilómetro 3 de la Ruta 17, camino a Ongamira, en la localidad de Charbonier, al norte de Punilla.

Todo indica que el joven habría decapitado a su abuela y luego se habría entregado en la Unidad Judicial de La Falda confesando el brutal crimen. El hermano de esta persona sería testigo de lo ocurrido.

Por su parte la fiscal Paula Kelm, ya se encuentra trabajando en la investigación para esclarecer esta muerte. En tanto, hipótesis que suena más tiene que ver con que el joven habría sufrido un brote psicótico que lo llevo a realizar semejante acción.