Con la llegada de la “segunda ola” de coronavirus, el aumento elevado de casos pone en alerta a los centros de salud que se ven obligados a reestructurarse para poder afrontar la alta demanda de camas.

Tal es la situación del Hospital Domingo Funes, que atiende a los pacientes con Covid del Valle de Punilla, y hasta este lunes, sólo cuenta con cuatro camas de terapia y espera una respuesta del Ministerio de Salud de la Provincia para habilitar al menos siete más. Esto teniendo en cuenta que el sistema de traslados a hospitales de la Ciudad de Córdoba asimismo se dificultó en los últimos días a partir de la fuerte suba de casos.

Según indicó La Estafeta Online, referentes del sistema sanitario de varias localidades del valle confirmaron que el último fin de semana se registraron importantes demoras en la derivación de pacientes con cuadros complejos. Por su parte, la directora del Funes, Sonia Nieva, confesó al medio que “fue un fin de semana difícil” ante el aumento de la demanda de hospitalizaciones y señaló que “cuatro camas no son nada” para cubrir la región.

Hospital Domingo Funes.

“Hay un incremento de casos y el hospital ha estado ajustado con el tema de camas y la derivación de pacientes con obra social. En terapia tenemos actualmente cuatro camas para Covid, pero estamos a la espera de un acuerdo con el Ministerio para hacer una reestructuración con las camas de clínica médica cuando llegue el momento”, advirtió Nieva.

El pedido de las autoridades del Hospital Funes, es volver al esquema de funcionamiento que se implementó durante el pico de casos el año pasado, con al menos 11 camas críticas, con la posibilidad de llevarlas a 13.

Centro de salud Modular (Obras públicas Nación)

Para que esto se pueda llevar adelante, es necesario quitar camas de clínica médica, de pacientes polivalentes. Si bien en el mismo predio del nosocomio ya está en funcionamiento el centro de salud modular que se construyó con fondos nacionales, la atención allí es de guardia, es decir, sólo se reciben, testean y estabiliza a los pacientes, pero no pueden permanecer allí más de seis u ocho horas.

“Hasta ahora había un acuerdo con el Ministerio por el cual la Ciudad de Córdoba absorbía los traslados. Pero ahora hay que pensar otras estrategias para tener la misma cantidad de camas que en el pico de la pandemia. Hace tiempo lo vengo reclamando y se están tomando medidas”, concluyó Sonia Nieva.

Fuente: La Estafeta Online