Un confuso y violento episodio se vivió durante las primeras horas del sábado en un bar de la ciudad de Villa Carlos Paz, y que involucra al Fiscal de Instrucción Gustavo Marchetti, al propietario del local gastronómico y a un inspector municipal.

Según precisaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF), la Fiscalía de Instrucción N° 3 de Villa Carlos Paz a cargo de la Dra. Jorgelina Gómez, informó que se encuentra investigando la supuesta violación de las normas sanitarias dispuestas por la pandemia de Covid-19.

Uno de los involucrados, es el fiscal Gustavo Marchetti, quien podría quedar imputado por violación al decreto de aislamiento aún vigente, y también se estaría evaluando la posibilidad por presuntas amenazas en contra del personal municipal.

Todo comenzó el sábado alrededor de las dos de la madrugada en un bar ubicado en calle Montevideo esquina Sabattini, cuando personal municipal se presentó en el comercio que, conforme a las disposiciones establecidas, debía haber cerrado a la 1 de la mañana.

Concurrió el personal policial convocado por el cuerpo de inspectores municipales que alertaron sobre una supuesta discusión y amenazas entre el citado Fiscal Instrucción (quien se habría encontrado cenando en el lugar) y uno de los inspectores de la comuna que realizaban el procedimiento”, señalaron desde el MPF.

Según indicaron, “el local permanecía abierto después del horario establecido para el cierre”. En estos momentos, la Fiscal Jorgelina Gómez se encuentra trabajando con el fin de determinar fehacientemente lo sucedido y adoptar las medidas correspondientes.

Cabe destacar que Marchetti se encuentra en uso de licencia médica debido a una enfermedad por la que está atravesando. Se trata de un funcionario que en los últimos años ha sido protagonista de graves problemas judiciales, el más reciente, la elevación a juicio por “supuestas amenazas contra su expareja” en un contexto de violencia de género.