La provincia de Córdoba se encuentra atravesando una de las mayores sequías de las últimas décadas, y cuyo último registro mínimo de precipitaciones data del año 1975. En la actualidad, las lluvias no han sido suficientes por lo que derivó en una bajante pronunciada y preocupante de sus afluentes.

Bajante del lago San Roque, monitoreado por la Dirección de Ambiente de Villa Carlos Paz.(Foto: Dirección de Ambiente VCP).

En esta ocasión, y de acuerdo al monitoreo semanal que realizan desde la Dirección de Ambiente, Ejido y Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de la ciudad de Villa Carlos Paz, tanto en fotos como en video, se registró la bajante del nivel del lago San Roque, la misma que rápidamente califican como “histórica”.

Imagen del lago tomada desde lo alto.(Foto: Dirección de Ambiente VCP).

Sin lugar a dudas, las imágenes reflejan las consecuencias de una de las mayores sequías de los últimos años, con una cota que “se encuentra en los 29.47 metros, 5.83 por debajo del nivel del vertedero, que es 35.30″, confirmaron desde el área.

Otra de las imágenes satelitales captadas esta última semana de noviembre.(Foto: Dirección de Ambiente VCP).

Asimismo, en las imágenes satelitales recientemente difundidas, se observa una incipiente isla formada en la zona de la desembocadura del río San Antonio, la cual indican que mide unos “200 metros cuadrados y ya está cubierta de pasto”. Y esto sin dejar de mencionar el paredón del viejo dique que se asoma a la superficie.

Si bien el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), continúa anunciando precipitaciones de variada intensidad para este último fin de semana de noviembre, lo cierto es que deberían ser verdaderamente copiosas y de manera prolongada para comenzar a ver algún tipo de efecto inmediato en el caudal de los afluentes serranos.