Durante este último fin de semana y aún con restricciones sanitarias vigentes basta el 2 de julio inclusive, desde la Unidad Regional Departamental Punilla (Sur) confirmaron que efectivos de la Policía de Córdoba en colaboración con personal Municipal se hicieron presentes en “varios domicilios particulares” en localidades de Punilla, donde constataron que se llevaban a cabo fiestas y reuniones “no autorizadas”, incluyendo un allanamiento luego de que los entrevistados se negaran a brindar sus datos personales.

El primero de los encuentros se registró el día sábado en una vivienda ubicada en calle Ceferino Namuncurá en la localidad de San Roque, sitio donde efectivos arribaron luego de que vecinos alertaran al 101 sobre una presunta reunión “no autorizada”.

Según lo aportado por fuentes oficiales, personal policial junto al municipal se hicieron presentes en una casa particular, constatando que habrían al menos unas seis personas en su interior, pero quienes al ser entrevistados “se negaron a brindar sus datos, como así también, se negaron a retirarse del lugar”, señalaron desde la Policía local.

Por este motivo es que por directivas de la Fiscalía, se instaló consigna policial y se dio cumplimiento a orden de allanamiento, donde cada uno de los participantes finalmente fueron identificados “por ser infractores al Art. 205 del Código Penal”, señalaron.

Unas seis personas fueron identificadas en San Roque “por ser infractores al Art. 205 del Código Penal”. (Policía de Córdoba).

Domingo en Carlos Paz y Tanti

Este domingo, y también en un domicilio particular pero ubicado en barrio La Cuesta de Villa Carlos Paz, unas 50 personas participaban de una llamada “fiesta clandestina”, por lo que policías entrevistaron a quien sería el propietario de la casa, dando curso inmediato al procedimiento correspondiente para estos casos

Durante el mismo día pero en otro sector de la ciudad, uniformados entrevistaron a la dueña de una casa en barrio Altos del Valle, luego de verificar que en el lugar se encontraban al menos unas 40 personas.

Por último, en la calle Ongamira de la localidad de Tanti, también fue otro sitio de control y entrevistas por parte de efectivos policiales y personal municipal, un lugar donde se llevaba a cabo otra reunión “no autorizada” con una concurrencia de unas 12 personas.

En cada uno de los casos, desde la Policía local explicaron que se procedió a “desconcentrar a los ocupantes” y personal de Inspectoría Municipal labró las actas correspondientes, haciendo cesar cada uno de los encuentros registrados durante este último fin de semana.

Foto de portada: imagen ilustrativa.