El Pungo cumple 30 años y lo festeja de la mano de Juan Carlos Baglietto

El Pungo
El Pungo Foto: facebook

El pub emblema del rock nacional en las Sierras de Córdoba, cumple 3 décadas y lo festejará con un recital del músico rosarino.

En un mágico sitio, que forma parte del Camino de los Artesanos, en La Cumbre, se encuentra “El Pungo Bar”. Su escenario ha recibido a “los cracks” de nuestro rock nacional en la intimidad que solo puede generar un pub metido en el corazón de las sierras cordobesas.

El próximo 10 de diciembre, “El Pungo” cumple 30 años y la celebración llegará de la mano del gran Juan Carlos Baglietto, que brindará un recital al aire libre repasando todos los éxitos de su carrera.

Baglietto, en modo percusionista. (Prensa Juan Carlos Baglietto)
Baglietto, en modo percusionista. (Prensa Juan Carlos Baglietto)

Por su parte, el trovador rosarino también tiene sus motivos para festejar: se cumplen 40 años desde “Tiempos Difíciles”, el disco que marcó a toda una generación. Por tal motivo, el músico brindará una serie de conciertos al aire libre en diferentes paisajes de nuestra Argentina, que lo conectan con su historia, y “El Pungo” será parte de esas hermosas sesiones.

“El Pungo”, el barcito mágico de las Sierras Cordobesas, que forma parte de la escena del Rock Nacional

Gustavo Ferreri, vivía en Buenos Aires cuando, allá por los inicios de los años 90′, se enamoró del Camino de los Artesanos, una zona que por aquel entonces no era reconocida por el turismo. No lo dudó demasiado, vendió un negocio en la gran ciudad y se compró un terreno justó ahí en donde había soñado.

Ferreri y Pappo
Ferreri y Pappo Foto: gentileza
Fito Paéz, en enero 2011.
Fito Paéz, en enero 2011. Foto: gentileza

Para arrancar su nueva vida en Córdoba comenzó a construir su casa, mientras se sostenía economicamente vendiendo plantass aromáticas y plantines que él mismo producía en un invernadero. Poco a poco, el Camino de los Artesanos comenzó a tener relevancia turística, entonces Ferreri decidió poner una casa de té para recibir a los visitantes que paseaban por la zona.

La llamó “San Francisco del Pungo”, haciendo alusión a la zona en donde se encuentra, que se conoce con se nombre.

La unión de la casita de té con la música llegó de casualidad cuando un grupo de amigos le propuso a Ferreri armar un ciclo de Jazz los días jueves. La inciativa tuvo tanto éxito, que llegó un momento en que las reservas se agaotaban.

Fue Rubén Goldín, músico rosarino que formó parte de la banda de Baglietto en la época de “Tiempos Díficiles”, el primero que dió un recital sobre aquel escenario. Salió maravillado, la átmosfera que se generaba, era realmente única.

Ferreri y Pappo
Ferreri y Pappo Foto: gentileza

Goldín le paso los números de algunos músicos a Ferreri y comenzó a correr la voz sobre “El Pungo” y comenzaron a llegar “los cracks”. Baglietto, Fito Paéz, Pappo, Botafogo, Juanse, Rally Barrionuevo, Victor Heredia, Patricia Sosa, Javier Malosseti, Willy Crook y Skay Beilinson; fueron algunos de los que pasaron por este emblemático sitio de rock.

Al universo del rock, se sumaron en El Pungo, la fiesta de Halloween, que se convirtió en una de las más convocantes del país, y también el festejo por St. Patrick que resulta un clásico de la zona.