Luego de los días de calor abobiante que se vivieron en toda la provincia regresó el fresco, que según las previsiones climáticas, llegó para quedarse por unos cuantos días. El cambio de aire, sumadas a las lluvias que se registraron en el Valle de Punilla traen alivio también frente al riesgo de incendios forestales que la semana pasada era “extremo”, según el Plan Provincial del Manejo del Fuego.

Así las cosas, este lunes 1 de noviembre arrancó con una temperatura mínima de 10°, aire fresco y chaparrones. La máxima prevista por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) es de 19°. Por su parte el viento sopla suave a moderado desde el sector sur.

Según el pronóstico extendido elaborado por el ente nacional del clima, la semana entrante seguirá con temperaturas bajas, con mínimas entre los 11º y 15° y máximas, que en general, no superarán los 25°. Asimismo la nubosidad estará presente en los días venideros.

Comienza una semana fresca que nos permitirá reponernos reponernos del extenuante calor que vivimos en la semana que se fue.