Así como en las películas, el conductor de una motocicleta de 27 años de edad, resultó aprehendido luego de que se enojara exclamando insultos y propinando golpes.

Si bien los puñetazos no impactaron en ninguno de los policías actuantes, lo cierto es que les costó controlar los nervios y el enojo del joven que no quería que el personal lo controlara.

Según datos oficiales, todo ocurrió casi al inicio de este miércoles, alrededor de las 23:50 hora del martes, cuando el "personal policial procede al control de una motocicleta marca Honda CG de 125 cc, en calles Chile esquina Atenas, conducido por un hombre de 27 años de edad, y que al solicitarle la documentación, este se ofusca propinando insultos y golpes sin impactar al personal actuante", indican las fuentes.

Al ver que el sujeto seguía actuando de modo violento y negado al procedimiento, los efectivos disponen su aprehensión y su traslado a la comisaría local, quedando a disposición del Magistrado interviniente.