En el marco de un gran despliegue, un sujeto que tenía un pedido de captura por un homicidio fue detenido por la policía de Santa María de Punilla.

La captura sucedió minutos antes de las 16 horas del jueves, en una estación de servicio ubicada en inmediaciones del límite con Cosquín.

Todo comenzó cuando la división Homicidios solicitó a la central de comunicaciones apoyo para el control de un automóvil Toyota, color blanco, cuyo conductor tendría pedido de captura.

Inmediatamente se montó un operativo cerrojo en la zona. Tras algunos minutos de búsqueda, los efectivos hallaron al vehículo estacionado en una gasolinera y, al sospechoso en el interior del mini shop.

Tras advertir la presencia policial, el hombre intentó darse a la fuga, aunque no lo logró y fue reducido.

Minutos después, personal de Homicidios llegó al lugar con la orden de detención que pesaba sobre el sujeto.

Finalmente, fue trasladado a la comisaría de Cosquín, donde quedó a disposición del magistrado que interviene en la causa. El rodado, en tanto, fue secuestrado.