El Valle de Punilla permanece conmocionado con esta trágica historia familiar. Miguel Moyano, abuelo del niño asesinado por su ex yerno, contó a Cadena 3 que el hombre detenido parecía "normal de apariencia". "No lo vi agresivo", expresó sorprendido y declaró que su hija no entiende lo que pasó.

Moyano explicó que se había cruzado con el autor del crimen horas antes y no notó nada sospechoso: "Al mediodía tuve contacto con él. Me dijo que se iban a juntar (con la madre de los chicos). Tuvieron una discusión media gruesa. Yo le expliqué que una discusión no quita nada. Empezamos a hablar todo bien, siguió laburando. A la una y media nos cruzamos de vuelta, a las dos menos veinte de vuelta porque él trabaja en un corralón y yo en otro", detalló a Cadena 3.

"Lo único que me dijeron los compañeros de trabajo es '¡Qué flor de bosta es ese chango!', pero yo no lo noté. 'No se merece tener ni una perra', decían. Anteriormente los mismos compañeros de él decían que era una persona no grata", manifestó.

Según el abuelo, los pequeños estaban con el padre desde el martes: "mi hija estaba en la casa de mi mujer. Hoy hablé con mi hija pocas palabras para saber qué pasó. Mi hija no entiende lo que pasó. Me dijo que si tenía tanta impotencia porqué no la mató a ella y no a sus hijos. Esto es de una una persona enferma".

Mayano, tras ser consultado sobre lo que ocurrió, sólo lamentó entre lágrimas: "No sé bien cómo fue. Lo único que sé es que un nieto mío está sin vida y mi nietita está corriendo peligro allá en Córdoba".