El sábado, una familia encontró una Yarará en su domicilio del barrio El Durazno de la localidad vecina de Tanti. Inmediatamente, dieron aviso a bomberos, para que retiren al animal de dentro de la casa.

Personal de los Bomberos Voluntarios de Tanti procedieron al rescate de la víbora para proteger la fauna autóctona de la región. El desafío fue capturarla, ya que estas serpientes pueden atacar al sentirse amenazadas.

El rescate se llevó adelante con herramientas especiales para estos casos y posteriormente se la trasladó al cuartel, donde los bomberos se pusieron en contacto con la Reserva Los Chorrillos para darle un lugar en el medio ambiente.