El incendio forestal de La Cumbre, azotó este domingo por completo la reserva ambiental de monos Carayá, sin embargo, por fortuna los animales fueron salvados. En diálogo con Cadena 3, la titular del Proyecto Carayá, Alejandra Juárez, expresó que realmente vivieron "un infierno", pero que "milagrosamente el fuego se mantuvo en el suelo y no afectó a los animales sueltos".

Alejandra trabaja en la reserva hace 26 años y nunca vio un incendio de estas dimensiones, y tan dinámico. "Afortunadamente los monos están bien y a los pumas los pudimos evacuar antes" explicó. Además, dijo que este lunes les faltaba controlar sólo a un grupo de monos sueltos pero indicó que creen que estarán bien porque se suelen dirigir a una zona húmeda.

En cuanto a los sucesos, manifestó que los bomberos se circunscribieron a proteger esa área. "El fuego pasó, pasó por todo el bosque, pero por el piso, fue algo milagroso. Agarró uno o dos árboles", indicó Juárez. La responsable del proyecto denunció que en la zona hubo incendios intencionales y valoró que los monos están preparados para esas situaciones "corriendo y moviéndose sin quedarse quietos, algo que se transmite en generaciones".