El propietario de un gimnasio de la Villa, Javier Lorenzo, advirtió que no hay miras de que su rubro vuelva a abrir en un corto plazo.


Desde que comenzó la cuarentena a fines del mes de marzo, los gimnasios en Carlos Paz no pudieron re abrir sus puertas. “La situación es desastrosa y crítica” confesó Javier Lorenzo, dueño de un gimnasio de nuestra ciudad.

En diálogo con VíaCarlosPaz, el profesor de educación física contó con pesar que ya cerraron cinco gimnasios, de los cuales, dos eran de los más antiguos en la villa, como el Aquiles y el de Pablo Cavallaro. Javier agregó que si no reciben un subsidio, más gimnasios deberán cerrar definitivamente, “ya ni siquiera nos sirve un préstamo, porque hemos sacamos y al no dejarnos abrir no sabemos cómo vamos a hacer para poder devolverlo”.

Aires Gym

Lorenzo nos aseguró que el protocolo para la apertura de estos centros ya está presentado y aprobado por el COE, “nuestro rubro es el único que hizo un curso con el COE de bio seguridad, somos los más preparados en la cuestión sanitaria, de seguridad y sin embargo no nos dejan arrancar”.

Somos más seguros que la heladera de un supermercado, o la puerta de ingreso del Correo Argentino, que no cuenta con ningún tipo de sanitizante” dijo Javier Lorenzo, que también es consciente de la responsabilidad que tendrían. “Nosotros estaríamos limpiando constantemente, podríamos tener los datos de quién viene al gimnasio, en qué viene y de dónde, (algo que nos pide el COE) que en un bar, en un cajero, o en un supermercado no podes tener”.

El pedido a las autoridades es claro, necesitan volver a trabajar, como sus clientes desean volver a “su segunda casa” por su salud física y mental. “Nuestros alumnos viven en Carlos Paz, y al noventa por ciento los conocemos de hace años, vienen a pie por cercanía, en bici o en su vehículo, no es como en las grandes ciudades” concluyó.




Comentarios