Según la Policía local, se implementó "operativo saturación" en diferentes localidades de Punilla, sin procedimientos relevantes.


Sin disturbios ni detenciones, así se vivió la celebración del “Día del Amigo” en Villa Carlos Paz.

Según fuentes policiales, durante todo el fin de semana incluyendo este lunes 20 de julio, se llevó a cabo lo que se denomina “operativo saturación” en distintas localidades del Valle de Punilla, un dispositivo que no arrojó procedimientos relevantes.

Operativos de control por el “Día del Amigo”. (Foto: prensa Departamental Punilla).

En este sentido, desde Unidad Regional Departamental Punilla, explicaron que se llevaron a cabo diferentes y rigurosos operativos de control, en zonas céntricas y barriales de Villa Carlos Paz, Tanti, Bialet Massé, Cosquín, La Falda, La Cumbre, y Capilla del Monte, durante toda la noche del lunes y madrugada de este martes.

Expresando además, que se dispusieron de “todos los recursos necesarios”, como móviles identificables, personal policial del Escuadrón Motorizado Enduro, y efectivos de cada comisaría local.

“Operativo saturación” en diferentes localidades de Punilla. (Foto: prensa Departamental Punilla).

Con el objetivo primordial de “brindar un marco de seguridad adecuada y hacer cumplir el reglamento correspondiente para bares, restaurantes y demás lugares donde es posible la aglomeración de personas”, expresaron, sin precisar ni detallar ningún tipo de procedimiento que empañara esta reciente celebración en la villa.

Cabe destacar, que dicho operativo se destaca por la realización de entrevistas a comerciantes, puntualmente este lunes, a propietarios y empleados de bares y restaurantes, donde aseguran que se llevó a cabo “un control estricto sobre el uso de los elementos de bioseguridad, la cantidad de personas en el lugar, que se respete el tope máximo de 6 personas por mesa o por sector asignado”, indicaron.

Operativos sin procedimientos relevantes. (Foto: prensa Departamental Punilla).

Además, del horario de cierre obligatorio de cada comercio ya sea gastronómico o de cualquier índole, y controles exhaustos en los barrios, chequeando que no se esté llevando a cabo ningún evento clandestino.

Con todo, el balance conforme a lo informado, resulta positivo, ante una jornada diferente de una celebración que impuso un mayor control por parte de los organismos públicos, con el fin de que se cumplan las medidas pautadas y exigidas por el Centro de Operaciones de Emergencia.




Comentarios