Se trata de una pareja de Villa Carlos Paz que tomó una drástica decisión. El testimonio de Marisa en diálogo con VíaCarlosPaz.


Él es Alexis Soria, un “changarín” de 25 años que se quedó sin trabajo ni bien inició el aislamiento obligatorio tras el arribo de la pandemia de Covid-19 a nuestro país. Ella es Marisa López, una mujer de 33 años, ama de casa y embarazada de casi cuatro meses, y ambos son carlospacenses que desde hace un par de semanas, viven en una casilla envuelta el lonas y nylon en un sector del barrio Colinas de Carlos Paz, conocido como “La Boca del Lobo”.

Así como a tantas otras familias, este giro abrupto e inédito de un contexto impensado, derivó en desempleo y en la cruel realidad de encontrarse sin la posibilidad de continuar bajo un techo digno. Es por eso que al no poder sostener un alquiler, tomaron la drástica decisión de mudarse como pudieron al terrenito que compraron meses atrás.

La casilla levantada con varios elementos. (Foto: gentileza Franco Romero).

Estamos viviendo en un terreno que mi esposo supo comprar hace un tiempo atrás aquí en Colinas (…) Con unos palos levantamos unas lonas y cubrimos la piecita pero pasamos frío y la verdad que mi esposo se pone nervioso porque él quería construir antes de que llegara el bebé para que estuviéramos cómodos“, nos cuenta Marisa en diálogo con VíaCarlosPaz.

Las necesidades son muchas, pero gracias a la acción y compromiso desinteresado e inmediato de una joven mujer quien les ofreció su ayuda, y tras la difusión de su realidad a través, una vez más, de las redes sociales, Marisa nos cuenta que mucha gente se solidarizó con ellos y les donaron ropa, alimentos, y frazadas en cantidad.

Marisa tras mudarse a una casilla de lona en Carlos Paz. (Foto: gentileza Franco Romero).

Pero lo que ellos actualmente estarían necesitando es levantar al menos una habitación y un baño, que tomando en cuenta el embarazo de Marisa y el frío cruel propio de esta época del año, es que se animaron a visibilizar su realidad con la ilusión de ser escuchados apelando a la solidaridad de muchas personas dispuestas a ayudarlos.

Alexis Soria de 25 años en el interior de su casilla. (Foto: gentileza Franco Romero).

Mi marido empezó a hacer algunas changas y también cobra el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia otorgado por el Gobierno de la Nación), pero todavía no se lo depositaron, así que estamos con lo que a él le va saliendo”, añade Marisa quien asegura que la criatura que están esperando se encuentra en buen estado de salud.

“Sólo quisiéramos que nos ayuden con materiales para levantar una pequeña construcción, mi marido se ocuparía de hacerla porque sabe de albañilería”, agregó la mujer, quien además nos aseguró que no acudió a pedir ayuda al Municipio, “no lo hice y tampoco vino nadie”, precisó.

Marisa y Alexis, juntos armaron el improvisado sitio. (Foto: gentileza Franco Romero).

Para todas aquellas personas interesadas en ayudarlos, pueden contactarse con Marisa al 3541-566467.

Foto de portada: gentileza Franco Romero.




Comentarios