Desde "Campaña Volvamos al Origen" y con el aporte de una profesional carlospacense, nos detallan una serie de conceptos y puntos a tomar en cuenta en nuestra actual vida cotidiana.


Inmersos en un aislamiento social, preventivo y obligatorio que se extiende hasta el domingo 12 de abril, trae aparejado no sólo incertidumbres en cuanto al devenir de la propia salud que con medidas de higiene cotidianas se la trata de cuidar y preservar de la manera más óptima posible, sino que también trae consigo ciertas consecuencias, a veces, hasta inimaginables en torno a la convivencia cotidiana y al estado anímico y emocional individual.

En esta ocasión, desde “Campaña Volvamos al Origen” y con la colaboración directa de la Lic. en Psicología Valeria G. Conde, MP 3641, nos invitan a reflexionar y a tomar en cuenta una serie de factores que pueden influir y devenir del propio estado anímico (con o sin patologías previas), y que repercuten de forma directa en la vida cotidiana envuelta en este actual estado de aislamiento social.

Nos referimos puntualmente a los “trastornos de ansiedad”, que son más comunes de lo que uno imagina pero que por sobre todas las cosas, “¡tienen solución!”, nos aseguran desde esta campaña carlospacense. 

En primera instancia, resulta importante empezar a detectar cuáles son los síntomas de ansiedad y si no han aparecido previamente. Y en el caso de las personas ya diagnosticadas con trastornos de ansiedad (producidos por una mala gestión del miedo) y depresión (una mala gestión de la tristeza), es probable que bajo este estricto aislamiento social, que aumenten sus niveles de ansiedad, lo cual lleva de inmediato a sugerir que por favor no modifiquen sus dosis sin una previa consulta con un especialista, ya que de hacerlo puede empeorar aún más la situación.

Cabe mencionar que dentro de los espectros de ansiedad se encuentran diferentes afecciones que tienen en común: los ataques de pánico, el trastorno obsesivo compulsivo denominado toc, agorafobia, estrés postraumático, o trastornos de ansiedad generalizados.

Dicho esto, empecemos entonces por detectar los síntomas:

  • Síntomas Psicológicos: preocupación constante y excesiva, las dificultades para concentrarse, la aprensión, los olvidos frecuentes, la irritabilidad, la sensación de agobio, la inquietud, o el miedo a perder el control.
  • Síntomas Físicos: fatiga, tensión muscular o dolores musculares, trastornos del sueño, sudoración, palpitaciones, dolor en el pecho, dificultad para respirar, agitación, mareos, temblores, hormigueos, náuseas, vómitos, diarrea o síndrome del intestino irritable, dolor de cabeza, nerviosismo o tendencia a los sobresaltos, irritabilidad, dificultad para tragar.

Ahora bien, ¿cómo sobrellevar mejor estos posibles síntomas de ansiedad? La Lic. en Psicología Valería G. Conde, MP 3641 y Campaña “Volvamos al Origen”, te ofrecen los siguientes tips a tener en cuenta:

  • Si presentás síntomas, no te automediques. Y si ya estás bajo tratamiento, recordá no aumentar tus dosis sin antes consultarlo con un especialista, No modifiques de ninguna manera lo prescripto por un profesional sin antes consultar con un especialista.

Servicio de Contención y Acompañamiento – COVID-19. (Facultad de Psicología y Ciencias Médicas. UNC).

  • Reinventá tu casa y sus espacios. Determina áreas para las diferentes actividades (física, de esparcimiento, alimentación, trabajo. Rutinas en general). Tomá en cuenta que la rutina te ayudara a bajar los niveles de ansiedad.
  • Si estás conviviendo durante esta cuarentena no te exijas, no es necesario estar todo el tiempo juntos​. Hacer cosas por separado es bueno, así podés darte espacio para ver que sentís y darte cuenta de lo que te está pasando. Prestate atención a vos mismo, es indispensable comprender tus sentimientos, pensamientos, etc. Tenés que saber que sentir miedo en esta situación es normal, expresalo.
  • Recordá que aislamiento no es lo mismo que aislarse, mantente en contacto con seres queridos y hablá sobre lo que sentís o hacés a diario. Expresarse es muy importante en tiempos de aislamiento.

Servicio de Contención y Acompañamiento – COVID-19. (Facultad de Psicología y Ciencias Médicas. UNC).

  • Permitite hacerte espacio para lo que dejabas de lado por falta de tiempo.
  • Hacer respiraciones abdominales, de una manera lenta y pausada, pueden ayudar a relajarte.
  • No tomes la cuarentena como algo obligatorio sino más bien como algo preventivo que te beneficiará a vos, a tu salud y a tus seres queridos.
  • No te preocupes ahora por el futuro lo económico o lo que te genere demasiada preocupación. Recordá que todos estamos atravesando lo mismo y ya se solucionará. No te centres en el problema, tratá de pensar en algo diferente, cambiá tu forma de pensar sacando los pensamientos negativos y potenciando los positivos.

Servicio de Contención y Acompañamiento – COVID-19. (Facultad de Psicología y Ciencias Médicas. UNC).

  • Evitá el exceso de información, no mires constantemente noticias, buscá un solo horario y eso será suficiente como para mantenerte informado.
  • Comé saludable y dormí bien. Y si te cuesta conciliar el sueño, probá con música zen, tibetana, relajante, aromas, meditaciones, etc.
  • Entender que es ansiedad y no tratar de huir, con esto nos referimos a no tratar de evitar las emociones sino más bien afrontarlas, saber que la ansiedad no causa ni infartos, ni asfixias.

Con todo, resulta necesario advertir que ante un problema fuerte o permanente de ansiedad, es necesario acudir a un médico.

Desde VíaCarlosPaz, agradecemos la labor y el aporte de “Campaña Volvamos al Origen” y toda la información profesional ofrecida por la carlospacense, Licenciada en Psicología Valeria Conde.




Comentarios