Desagotar lavarropas o vaciar piletas, son algunas de las acciones que "no están permitidas", especifican desde el Municipio.


Desagotar lavarropas o vaciar piletas, son algunas de las acciones que desde el Municipio de Carlos Paz se ocupan de recordar a la comunidad, que “no están permitidas”.

Es por eso que desde la Dirección de Ambiente, Ejido y Desarrollo Sustentable del Gobierno de la Ciudad, en cumplimiento de las Ordenanzas 1119 y 2199, se encuentran profundizando los controles de volcamientos de líquidos cloacales y aguas servidas en la vía pública.

“Recordamos a los vecinos que no están permitidos volcamientos de desagote lavarropas, ni vaciado de piscinas. Si las aguas servidas quedan estancadas, con el calor se convierten en caldo de cultivo de bacterias que es pisado y trasladado a los hogares y constituyendo focos infecciosos que se siguen propagando”, enfatizan desde la Municipalidad de Carlos Paz.

Y agregan: “En tanto que, las aguas que escurren continuamente son una de las causas principales del deterioro y ruptura de pavimento y carpeta asfálticas”.

Además, especifican que los continuos volcamientos y filtraciones de cámaras y pozos que no son desagotados, contaminan las napas, socavan y deterioran cimientos, provocando hundimiento de pisos y agrietamiento de paredes.

Vertidos que debido al tipo de suelo y de las diversas pendientes, llegan a ríos y lago “contribuyendo aún más a la contaminación de las aguas”, agregan.

Al respecto, la Directora del Ambiente, Ejido y Desarrollo Sustentable, Mónica Martínez, expresó: “Es importante que todos tomemos conciencia y colaboremos con el cuidado el ambiente, que es una responsabilidad colectiva. Es tarea de todos contribuir con las medidas necesarias para el cuidado de la salud de los vecinos, de la preservación del ambiente y el espacio público”.

Capacitación abierta

Por otra parte, este martes por la mañana, la Dirección de Ambiente del Municipio brindó una capacitación abierta a vecinos sobre los distintos sistemas de tratamiento de aguas servidas, a cargo de la ingeniera química Lara Venturi y la geóloga Sabrina Pazzi.

Entre los sistemas tradicionales se repasó la cámara séptica, el pozo ciego y la sangría. Además, se explicaron las regulaciones exigidas en el Código de Edificación, Ordenanza 4021.

También se enfatizó la responsabilidad que tiene cada propietario para evitar el vertido de aguas servidas a otros vecinos o a la vía pública, y de verificar el buen funcionamiento de los sistemas de tratamiento para prevenir focos infecciosos y contaminación de las napas.




Comentarios