El nivel del agua se mantiene "un poco alto", sin embargo, habilitaron todos los balnearios de Carlos Paz y alrededores.


Villa Carlos Paz y el anticipo meteorológico de “tormentas aisladas” durante todo el fin de semana, no fueron un impedimento para que cientos de turistas y vecinos disfrutaran de los encantos de sus ríos y balnearios.

Lo cierto es que tras las intensas lluvias registradas durante las últimas horas y el ingreso de una creciente de un metro y medio durante la tarde de este viernes, se implementaron inmediatos dispositivos de seguridad dispuestos por el Cuerpo Especial de Policía (CEP), Bomberos Voluntarios, y Seguridad Urbana de Villa Carlos Paz y localidades aledañas.

Seguridad Urbana, Bomberos Voluntarios, y efectivos de CEP, custodiaron los márgenes del río durante la creciente de este viernes.

Dentro del marco del operativo, los efectivos decidieron el cierre de todos los balnearios de la ciudad, incluyendo los de Cuesta Blanca y San Antonio de Arredondo.

Sin embargo, a partir de este sábado, las aguas descendieron gradualmente, lo que llevó a habilitar nuevamente cada uno de los puntos cerrados.

“Desde este sábado todos los balnearios se encuentran abiertos al público aunque continuamos con un operativo preventivo de seguridad por todo el sector, porque si bien el agua bajó, los niveles siguen siendo un poco altos“, expresaron desde el Cuerpo Especial de Policías en diálogo con VíaCarlosPaz.

Creciente del río San Antonio durante la tarde del viernes.

Con respecto a situaciones fortuitas o accidentes debido al incremento de los cauces de los diferentes afluentes, desde el CEP especificaron que no se vivió ningún tipo de accidentes o rescates“, ya que el trabajo preventivo fue lo suficientemente óptimo.

Este sábado, y con una temperatura que alcanzó los 30 grados y pese a un cielo nublado aunque despejado por momentos, los balnearios fueron el centro de atracción durante una tarde en donde todos los accesos permanecieron habilitados.




Comentarios