El laboratorio X de Alphabet, la antigua división de Google que lanzó la unidad de automóvil autónomo Waymo y otros proyectos ambiciosos, ha sacado las envolturas de su último “moonshot”: un proyecto de agricultura computacional que la compañía llama Mineral.

El proyecto se centra en la producción y agricultura sostenibles de alimentos a gran escala, con un enfoque en desarrollar y probar una variedad de prototipos de software y hardware basados en avances en inteligencia artificial, simulación, sensores, robótica y más.

En los últimos años, se ha estado desarrollando las herramientas de lo que llamamos agricultura computacional, en la que los agricultores, criadores, agrónomos y científicos se apoyarán en nuevos tipos de hardware, software y sensores para recopilar y analizar información sobre la complejidad del mundo vegetal.

Agricultura Computacional: proyecto mineral del laboratorio X de Alphabet Inc., una empresa multinacional estadounidense cuya principal filial es Google - Alphabetalphabet

Una de las primeras de estas herramientas es un nuevo prototipo similar a un rover de cuatro ruedas, algo así como un buggy de plantas que estudia cultivos, suelo y otros factores ambientales utilizando una combinación de cámaras, sensores y otros equipos a bordo. Luego, el equipo utiliza los datos recopilados y los combina con imágenes satelitales y datos meteorológicos para crear modelos predictivos de cómo crecerán las plantas utilizando el aprendizaje automático y otras técnicas de entrenamiento de IA (inteligencia artificial). El equipo ya está siendo usado para estudiar tanto la soja en Illinois como las fresas en California.

“En los últimos años, el buggy de plantas ha recorrido campos de fresas en California y campos de soja en Illinois, recopilando imágenes de alta calidad de cada planta y contando y clasificando cada baya y cada frijol. Hasta la fecha, el equipo ha analizado una variedad de cultivos como melones, bayas, lechuga, semillas oleaginosas, avena y cebada, desde el brote hasta la cosecha”, se lee en el sitio web de Mineral.

Fuente: Nick Statt