Aún no hay cifras oficiales, pero algunas entidades ya han expresado su preocupación por los daños. La Asociación de Productores y Exportadores de Frutas Frescas (Aspeff), por ejemplo, informó que las áreas más afectadas fueron en el Sur y en el Valle de Uco, aunque también hay daños en la zona este.

“Creemos que las pérdidas serán mayores de lo que sospechamos. Aún es prematuro arriesgar porcentajes, pero hay zonas que fueron muy golpeadas y se habla del 50%”, Raúl Aruani.

Según las primeras encuestas realizadas en el oasis sur, las heladas afectaron principalmente al durazno y a la ciruela d'Agen, una fruta más sensible a las bajas temperaturas que las variedades para consumo en fresco. Las heladas también afectaron fuertemente a los cultivos de almendra.

Heladas en Ciruelos.

“Hay áreas en fincas que no tuvieron problemas y otras áreas que se vieron afectadas, especialmente las áreas con variedades tempranas”, precisaron.

La evaluación final de los datos estará a la vista en unos días más por ende se sabe del daño generado por los días helados que será cuantificado en noviembre y días posteriores.