El intendente de Las Heras habría tomado represalias contra policías que se encuentran realizando controles en accesos.


El hecho ocurrió el martes, pero recién trascendió el jueves. Ante las declaraciones del intendente municipal José María Carambia en los medios de comunicación al respecto, el comisario Guillermo Solís, jefe de la comisaría segunda, en uso del derecho a réplica pidió que el jefe comunal le pida disculpas públicas.

Jose Maria Carambia, intendente de Las Heras.

El comisario Guillermo Solís, negó “todas y cada una de las expresiones injuriosas, calumniosas y deshonrosas utilizadas por Carambia”.

El Intendente Municipal expresó a través de una comunicación en Radio News de Río Gallegos que la Policía no está haciendo lo que corresponde y particularmente el jefe de la Comisaría Segunda.

Textualmente, Carambia dijo: “(…) hay un sector de algunos que no nos quiere responder bien, en lo que son controles, capaz que la provincia le dice que no le den bola al Intendente o lo que fuese, quisieron secuestrar un auto municipal en pleno ejercicio de sus funciones, le querían poner multa y secuestrar el auto a mi funcionario con mi permiso municipal (…) teniendo en cuenta que mi permiso municipal vale más que el permiso provincial y el nacional en el ejido urbano, entonces nos están tomando el pelo”.

De esta manera, Carambia agregó que cree que “estas son directivas de los de arriba para los de abajo, por eso pido que al comisario de la Segunda lo saquen, porque realmente no está colaborando con ningún procedimiento”.

http://www.radionews.com.ar/es-el-gobierno-del-discurso-lo-que-dicen-en-los-medios-no-es-la-realidad/

En medio de esta declaración, según lo expuesto en La Opinión Austral, el intendente lasherense ordenó que no les entreguen las viandas a los policías que hacían control en el ingreso a la ciudad porque habían detenido a un amigo suyo que violó la cuarentena obligatoria.

Comisario Guillermo Solís. Jefe Comisaria 2° de Las Heras.

Por su parte, en una circular informativa, el comisario Solís explicó que “los controles prevencionales se realizan justamente para prevenir la circulación de personas en forma masiva y sin justificación, ello en aras de evitar el contagio del virus Covid-19. Y subrayó que “así me permito decir que los procedimientos policiales se realizan a luz de los principios de legalidad, razonabilidad y proporcionalidad, cumpliendo y haciendo cumplir los protocolos establecidos por el Ministerio de Seguridad de la Nación y de la Provincia”.

Aclaró que los secuestros preventivos de vehículos y actas de imputaciones realizadas fueron comunicados y puestos a disposición del Juez competente. En esos procedimientos hasta el momento no se secuestraron vehículos pertenecientes a la flota municipal, ni mucho menos aplicado multas, por la simple razón de que se escapa a la esfera de su función y deberes específicos.

Poder

En otro párrafo, el comisario Solís indica: “Desacertado pedido relativo a que me saquen, como si mi carrera policial dependiera del humor o devoción de un jefe comunal, haciendo alarde del uso y abuso de poder, con claras intenciones de intromisión en los manejos de mis destinos y condiciones laborales”.

“Si realizar controles preventivos y secuestrar rodados por infracción a las leyes es una vergüenza; si, lo soy. Si hacer caso omiso a los llamados telefónicos que pretenden que haga una omisión de mis funciones en un procedimiento policial, es una vergüenza; si, lo soy. O si cumplir con lo estatuido por las instituciones del medio en marco de la difícil crisis global, que azota al mundo entero, al país, a la provincia y Las Heras, frente a una pandemia sin precedentes también es una vergüenza?. Permítame decirle Carambia que seguiré siendo una vergüenza, en pos de mi juramento honorifico de cumplir y hacer cumplir la ley, y si así no lo hiciere que Dios y la Patria me lo demanden”.

Pedido de derecho a réplica del comisario Solis.

Por último, el comisario Solís solicita públicamente “y apelando a su hombría de bien, en pos de reivindicar mi calidad de buen funcionario público, tenga la amabilidad de pedir disculpas y retractarse públicamente, utilizando los mismos medios, de las desacertadas frases injuriosas que agravian mi honor y moral”.

Finalmente, el Jefe de la Comisaria Segunda ofrece su dimisión inmediata ante su cargo con una nueva asignación de destino si se prueba lo que el Intendente ha dicho.




Comentarios