Es un ovejero alemán sable, de 3 años. La localidad no contaba con un can detector.


La División De Investigaciones y Narcocriminalidad, con asiento en El Calafate, incorporó al can Candy, mediante la Disposición 02 de la Jefatura de Policía de la Provincia de Santa Cruz, con el fin de seguir fortaleciendo las políticas públicas en seguridad y seguir sumando herramientas en el trabajo que se desarrolla en el marco de la Ley 23737 que sanciona la Tenencia y tráfico de estupefacientes.

Candy primeramente prestó servicio en la DDI de Pico Truncado y luego fue asignada en Narcocriminalidad de Puerto San Julián. Actualmente se encuentra en la División de la Villa Turística, donde el Comisario a cargo, Maximiliano Miño, solicitó la llegada del can y su guía para empezar a trabajar en la ciudad.

El can está destinado a la búsqueda de estupefacientes y, con el objetivo de seguir mejorando, durante el año pasado fue a una capacitación en Puerto Belgrano, provincia de Buenos Aires, donde Candy logró una certificación internacional con el grado de excelencia, siendo la única en Santa Cruz que cuenta con dicha distinción.

“Para el personal fue novedoso estar con un nuevo integrante ya que no contaban con canes de la División”, comentó Miño, recordando que ante algún operativo debían trasladarse desde Río Gallegos hacia El Calafate.

Por último, resaltó la predisposición del personal y el entusiasmo, ya que se están abocando a conocer y generar cierto vínculo con Candy, lo cual optimizará el trabajo a la hora de accionar, en pos de seguir mejorando y sumando herramientas al momento de proceder.




Comentarios