Está privado de su libertad por ser el principal sospechoso de un delito.


Un suboficial del Servicio Penitenciario de Santa Cruz, encargado de custodiar a personas detenidas, está privado de su libertad por ser el principal sospechoso de un delito.

El hombre que presta servicios en El Calafate fue denunciado por la dueña de la vivienda que alquila, de haber vendido perfiles metálicos valorados en 50 mil pesos, que se encontraban en el mismo terreno.

La información indica que el comprador, brindó testimonio, indicando que había sido engañado y que le compró el material a ese uniformado.

El suboficial permanece detenido a disposición de la justicia, sin que desde el Servicio Penitenciario se brinde información sobre el tema.

De acuerdo a los datos extraoficiales de policías, se trata del mismo hombre al que seis años atrás se le había iniciado una investigación interna y penal, porque formando parte de la comisaría segunda de El Calafate, estaba sospechado de robar partes de automóviles, en el predio de los vehículos secuestrados.

La investigación había llegado a un allanamiento con resultado positivo, y se contó con un testimonio de un testigo, aún así la Policía Provincial y el Juez Carlos Narvarte no resolvieron sobre el caso.

Fuente: Señal Calafate




Comentarios