La Ley Micaela que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres.


Comenzó la aplicación de la Ley Micaela en El Chaltén en el marco de una capacitación organizada por el Concejo Deliberante con la colaboración de la Municipalidad, dictada por Francisco Sevilla, psicopedagogo magister y responsable de la cátedra abierta Géneros, Sexualidades y Derechos Humanos en la Universidad del Comahue.

La Ley Nº 27.499, conocida bajo el nombre de Micaela y a la que la provincia de Santa Cruz adhirió en 2019 mediante Ley Provincial 3.642, establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todos los empleados de los tres poderes del Estado.

Sevilla explicó que “dentro de la capacitación vamos a abordar lo que tiene que ver con violencias hacia las mujeres, en tanto lo que representa la violencia física, psicológica, patrimonial y sexual, ya que antiguamente se pensaba en sólo una violencia de tipo física”.

Asimismo detalló que “cuando hablamos de género comenzamos hablando de lo que involucra la sexualidad integral con las bases de la misma: el sexo, la identidad de género, la orientación sexual y la expresión de género. Es importante hablar de la sexualidad como algo integral y no solamente vinculado a lo biológico”.

Participaron de la actividad funcionarios y empleados del Poder Ejecutivo Municipal, miembros del Concejo Deliberante y representantes de la Policía de Santa Cruz, Puesto Sanitario local, Juzgado de Paz, instituciones educativas, Consejo Agrario Provincial, Administración de Parques Nacionales, Prefectura Naval Argentina, Club Social y Deportivo Patagonia Austral, Aeroclub, de la Biblioteca Popular Mujer Pionera entre otros.

“En la capacitación se trabajan temas que hacen hincapié en el conocimiento de la problemática de las violencias contra las mujeres, y particularmente de visibilizar aún más para romper mitos, estereotipos y prejuicios respecto a una sexualidad enmarcada en un paradigma heteronormativo”, agregó el psicopedagogo.

En ese sentido destacó que el objetivo de los encuentros es “brindar información en la temática y posibilitar una formación que permita una reflexión referida a prácticas que aún persisten y que hacen a aspectos de discriminación, maltrato y violencias en la atención de lo que llamamos la diversidad y las disidencias sexuales, y también donde mujeres solicitan ayuda e intervención frente a situaciones de violencias”.

“Una capacitación establece el tomar consciencia de que vivimos en una sociedad que necesita constantemente de la reflexión respecto de su accionar, de nuestras conductas hacia las obligatoriedades de la función pública, y en cuanto a nuestros posicionamientos respecto de la atención de todas las personas, y que de alguna manera la atención del Estado no puede discriminar”, concluyó Sevilla.




Comentarios