Las tarjetas SUBE se encuentran suspendidas por segundo día consecutivo en todas las estaciones de subte de la Ciudad de Buenos Aires. El inconveniente se encuentra desde las 15 del jueves y esta mañana confirmaron cuál es el problema: se trata de un hackeo en el sistema de recarga.

Desde la empresa prestadora de este servicio, remarcaron que el miércoles los sistemas “sufrieron un ataque informático externo”. Por este motivo, las terminales de recarga de las estaciones de subtes se encuentran inhabilitadas para poder realizar la recarga en la tarjeta de los usuarios.

En las terminales de subte se encuentra el inconveniente para recargar la tarjeta. La empresa brindó detalles sobre lo ocurrido. Foto: José Gutierrez

“Queremos contarles que estamos experimentando problemas técnicos con el sistema de recarga SUBE el cual se encuentra suspendido”, había anunciado durante la tarde de ayer la cuenta oficial en Twitter de Emova, por lo que el inconveniente transita su segundo día consecutivo.

Si bien hasta el momento no se notificó una solución al problema, la empresa aclaró: “Nuestros servicios operaron siempre en forma normal y no fueron alcanzados por esta situación, no obstante, algunas prestaciones se ven afectadas, como la recarga de SUBE, la página web, entre otros”.

La empresa prestadora de servicio señaló que en caso de no tener saldo, se podrá compra el subtepass.

En ese sentido, la empresa anunció que “mientras los especialistas trabajan en la normalización de los sistemas, hemos adoptado soluciones de emergencia de manera provisoria. Es así que con el objeto de brindar una solución a los usuarios que no cuenten con dinero en su tarjeta SUBE dispondrán de boletos Subtepass para su venta en boleterías”.

Desde la empresa remarcaron que todo el servicio de subtes se encuentra funcionando de manera normal, pese al inconveniente.