Finalmente, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires podrá comprar sus vacunas contra el coronavirus. Es que la Legislatura porteña aprobó una ley que autoriza a la ciudad a hacer sus propias negociaciones para conseguir las dosis hasta que termine la emergencia sanitaria.

//Mirá también: COVID: Moderna anunció que su vacuna funciona contra las variantes de Brasil y Sudáfrica

Según un comunicado publicado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el fin es “facultar al Poder Ejecutivo a realizar las gestiones necesarias para adquirir mayor cantidad de dosis de vacunas, estableciendo el marco jurídico para avanzar en las negociaciones pertinentes que este tipo de transacciones requiere en el mercado internacional”.

De esta manera, el gobierno porteño podrá hacer sus contratos e incluso, omitir las exigencias establecidas por la Ley de Compras y Contrataciones de la Ciudad respecto a las garantías.

También, se le permite agregar acuerdos de confidencialidad en los contratos.

“Se analizó el texto de la ley propuesta para la compra de vacunas por parte de la Ciudad, sus actos y documentos preparatorios, cláusulas de confidencialidad, condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y reclamaciones pecuniarias; la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales arbitrales y demás cláusulas”, indica el comunicado.

Además, se creó la Comisión Especial de Adquisición de Vacunas para controlar las tareas de compra, entrega y distribución. La misma estará integrada por cinco diputados de las áreas de Salud, Hacienda, Presupuesto, Administración Financiera o de Política Tributaria.

Los miembros serán nombrados por la Vicepresidencia Primera de la Legislatura, cuyo responsable es Agustín Forchieri.

El gobierno porteño deberá informar sobre las compras, entregas y distribuciones territoriales cada 30 días. Cabe destacar que el proyecto inicial establecía un plazo de 60 días para aportar los datos. Sin embargo, se redujo a 30 luego de que la diputada María Rosa Muiños, del Frente de Todos, así lo pidiera.

//Mirá también: Pfizer estudia aplicar una tercera dosis de su vacuna contra el coronavirus

La votación tuvo 53 fotos a favor y 4 abstenciones. El proyecto fue presentado por el Ejecutivo porteño, que argumentó que la ley era necesaria para avanzar “con mayor velocidad” en el plan de vacunación para los habitantes de la Ciudad y “disminuir las complicaciones graves y la mortalidad de la COVID-19″.

La ley también autoriza al Ministerio de Hacienda a destinar los fondos necesarios para comprar las vacunas.

Por su parte, el Gobierno porteño ya se puso en contacto con Israel por las vacunas AstraZeneca que no fueron utilizadas. Además, dialogó con Chile por el mismo tema.