Fue la demolición número 50 en poco más de dos años en la provincia de Buenos Aires.


El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, supervisó hoy en la localidad de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, el derribo de un búnker que era utilizado por una banda narco para elaborar y vender drogas.

La demolición, la número 50 desde el inicio de la gestión en diciembre del 2015, se realizó este mediodía sobre dos edificaciones ubicadas en calle Garmendia, entre Avenida Luro y Echeverría, donde una organización criminal había montado una cocina de estupefacientes.

“Derrotar a la droga es sembrar futuro, cada guarida que destruimos es más de vida para nuestros jóvenes, y hoy tenemos medio centenar de negocios de la muerte menos”, aseguró Ritondo en declaraciones realizadas esta mañana a la prensa, en compañía de integrantes de la agrupación “Madres contra el Paco”.

“La lucha contra el paco y el narcotráfico es de todos los días, y lo que sentimos es que cuando se comprometen fuertemente como lo está haciendo la Policía, la Justicia Provincial y Federal tenemos estos logros”, sostuvo el funcionario.

Ese búnker era utilizado por una banda que fue desmantelada en las últimas horas tras 25 allanamientos, en los que se detuvo a nueve personas, entre ellas a su cabecilla: un peligroso delincuente que el mes pasado asesinó a otro narco durante una pelea por el territorio para la venta de estupefacientes, dijeron las fuentes.

En esos procedimientos la Policía decomisó más de 10 kilos de cocaína, 2 kilos de marihuana, 199.700 pesos, 6242 dólares, cinco armas, tres vehículos, un uniforme y un chaleco de transporte policial, entre otros elementos de interés para la causa.

Además se secuestraron varios elementos que los narcos utilizaban para la preparación de la droga: tres barbijos, dos calentadores tipo fuelle, 13 frascos de éter etílico, cuatro botellas de alcohol, un embudo color verde, una olla de acero, dos recipientes medidores de vidrio y una probeta de vidrio.





Comentarios