Se trata de los predios ubicados en zonas ferroviarias de los barrios de Villa Crespo y Palermo.


La Legislatura porteña pospuso el tratamiento de dos proyectos impulsados por el Ejecutivo local para habilitar la venta de predios ubicados en zonas ferroviarias de los barrios de Villa Crespo y Palermo, luego de que ambos terrenos quedaron en medio de una demanda judicial motorizada por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

En rigor, el bloque oficialista de Vamos Juntos en la Legislatura, en voz de su presidente, el diputado Diego García Vilas, pidió que ambos expedientes sean “reservados en Secretaría”, lo que, de acuerdo a la técnica parlamentaria, representa que se posterga sin fecha el debate en el recinto de sesiones de ambas iniciativas.

Tren Belgrano Sur. (Web)

Los dos proyectos ya cuentan con una primera aprobación legislativa y fueron presentados el año pasado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para cambiar la actual normativa urbana de ambos terrenos, que eran tierras ferroviarias nacionales, lo que favorecería a una posterior venta al sector privado.

El primer predio está situado en Villa Crespo, paralelo a la línea del Ferrocarril San Martín a la altura de la intersección con la avenida Corrientes, entre Dorrego y Humboldt, mientras que el otro es conocido como el “Triángulo de Salguero”, ubicado en la intersección de la calle Jerónimo Salguero con la autopista Arturo Illia.

Los dos terrenos figuraban en un acuerdo alcanzado entre la Ciudad y el Gobierno nacional durante la presidencia de Mauricio Macri, que transfirió decenas de predios distribuidos por toda la Ciudad a la órbita porteña.

Ese entendimiento fue puesto bajo análisis por el presidente Alberto Fernández, quien encargó a la AABE que auditara ese traspaso de bienes a inicios de este año.

En ese marco, Martín Cosentino Moreto, el titular del organismo nacional, presentó la semana pasada sendas medidas cautelares para que no se innove sobre los terrenos .

Trenes casi vacios. (credito: Luciano Thieberger)

Según se informó, la medida respondió “a los efectos de que se mantenga el estado de cosas actual, hasta tanto se dilucide la legalidad del proceso que permitió la transferencia del mismo desde el Estado Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Tras ese comunicado, los legisladores porteños del oficialismo tomaron la decisión de posponer el tratamiento legislativo, una vez que la Justicia local se expida al respecto.




Comentarios