Cámaras de seguridad captaron la secuencia del robo.


Vecinos de Villa Ballester se disponían a disfrutar de un asado de cuarentena, y montaron el chulengo en la vereda. Pero fueron víctimas de motochorros que se llevaron la carne que había en la parrilla.

Ocurrió el viernes a la noche a la altura de Charlone y Simón, y el robo quedó grabado en las cámaras de seguridad de la calle.

Se ve claramente cómo un hombre baja de una moto, toma algunos pedazos de carne de la parrilla, los mete en un bolso y escapa.

Poco después se ve que los vecinos reaccionan cuando notan el robo, e intentan detener a los ladrones, pero sin éxito.




Comentarios