Se confirmaron este domingo dos casos positivos de coronavirus entre los presos de la cárcel de Devoto, luego del motín que realizaron los reclusos para exigir arrestos domiciliarios por el Covid-19.

Uno de los infectados es Nicolás Cardozo. Se trata del hombre que quedó filmado durante la protesta del último viernes, cuando cayó desde varios metros y luego era subido por sus pares desde los techos.

Cardozo se encuentra internado en el Hospital Fernández, según fuentes consultadas por Clarín.

El otro contagiado es Roberto Fontana, que està próximo a quedar en libertad. Este detenido se contagió de un penitenciario, cuyo caso había sido confirmado por el Servicios Penitenciario Federal (SPF).

En la unidad carcelaria dependiente del SPF, se vivieron nueve horas de tensión este último viernes. El detonante de la situación habría sido el traslado al Hospital Vélez Sarsfield de cuatro detenidos que estaban previamente aislados y con síntomas de coronavirus. Al no regresar al penal, la lectura que hicieron los reclusos fue que eran positivos.

A eso se agregó la confirmación oficial de que un guardiacárcel del penal estaba infectado con el virus, lo que llevó a que seis de sus compañeros terminen en aislamiento.

La situación volvió a la normalidad luego de que firmaran un acta en la que las autoridades se comprometieron a iniciar una mesa de diálogo (comenzó este sábado). Mientras que el próximo encuentro será este jueves, con el fin de analizar los casos de los detenidos incluidos dentro de los grupos de riesgo