Un guardia dio positivo de coronavirus y los reclusos temen un contagio masivo.


Decenas de presos de la cárcel de Devoto se amotinaron este viernes y se encuentran en una revuelta, tras enterarse que uno de los guardias dio positivo de coronavirus.

La protesta se extendió por diversos pabellones y los reclusos tomaron al menos dos plantas del edificio. Reclaman traslados y controles sanitarios por temor a un contagio masivo.

En algunas áreas los presos quemaron colchones y varios de ellos subieron a los techos del penal luego de romper las cubiertas de chapas, según se puede ver en distintos videos.

“Covid-19 está en Devoto. Jueces Genocidas. El silencio no es mi idioma”, afirmaba un cartel colgado desde las ventanas por los reos.

El diario Clarín pudo acceder a audios de presos que están en la cárcel de Devoto y uno de ellos relata que la toma comenzó a las 8.30.

Hay un quilombo bárbaro en todas las plantas. Hay tiros. Empezó a las 8 y media de la mañana y todavía no terminó. Un quilombo, un desastre. Qué lo tiró. Más de 100 tiros ya, dale y dale”, expresó uno de ellos.

Otro preso se refirió a la gravedad de la situación: “Acá tomaron la planta donde yo estoy. Quiero saber si hay alguna novedad para mí porque está muy feo acá, todo está muy feo y se va a poner peor“.

Estos hechos se replicaron en los últimos días en distintas cárceles del país, donde presos que están cerca de cumplir con sus condenas piden la prisión domiciliaria para evitar contagios.




Comentarios