Lo mismo corre para restaurantes y bares. Lo anunció el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.


Los shoppings, restaurantes y bares de la ciudad de Buenos Aires permanecerán abiertos, aunque con restricciones, puesto que los cines estarán cerrados y los patios de comida sólo podrán funcionar para expendio pero sin permanencia de comensales.

Lo anunció este miércoles el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, en una conferencia de prensa para anunciar nuevas medidas para mitigar la expansión del coronavirus.

Con respecto a los shoppings, Miguel explicó que los patios de comidas podrán continuar con su actividad pero solo para la compra y retiro de alimentos. Es decir, no se podrá comer en el lugar.

Por su parte, los bares y restaurantes también podrán abrir con restricciones: los clientes deben permanecer sentados y podrá haber una persona cada 16 m2, de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades médicas para evitar el contagio del COVID-19.




Comentarios