Se cree que fue una broma de mal gusto, pero la Policía lo aisló de todas maneras.


Una situación desagradable vivió un notero cuando un turista chileno lo interrumpió mientras transmitía desde la terminal de Retiro, le dijo “tengo coronavirus” y le tosió en la cara.

El periodista de Crónica TV, que trabajaba con el micrófono envuelto en nylon y con su boca cubierta con un barbijo, había sido increpado por el joven, que le decía que dejara “de mentir”.

Muy enojado, el notero comenzó a recorrer Retiro en busca de un policía, que le costó bastante encontrar. Cuando dio con uno, lo alertó sobre el joven chileno. El policía fue hasta donde estaba éste y le pidió que se apartara de los demás pasajeros.

Poco después, cuatro policías más, todos ellos usando barbijo, llevaron el turista a un sector donde no había gente y lo tuvieron retenido varios minutos.




Comentarios