La Legislatura porteña entregó este miércoles un reconocimiento a la asociación "Familias por la Vida", que reúne a familiares, amigos y sobrevivientes de la tragedia del boliche de Cromañón, en la que murieron 194 personas en el 2004, y que dedican su tarea a organizar talleres de capacitación a distintos actores sociales que intervienen en el control de la nocturnidad.

La declaración de "Interés social de la Ciudad" se dio en una ceremonia organizada por la legisladora Natalia Fidel en la cual participaron los integrantes de la asociación, entre ellos, Nilda Gómez, la presidenta, quien reiteró que la noche de 30 de diciembre del 2004 "el Estado no cuidó lo suficiente a nuestros hijos porque era una trampa mortal".

"Queda pendiente para trabajar en el 2020 en la recuperación del espacio del boliche que todos los familiares estamos buscando", agregó en relación al proyecto impulsado por varias organizaciones que propone la expropiación del local de Bartolomé Mitre al 3000, en el barrio de Balvanera, para desplegar allí un santuario en recuerdo de los muertos.

(Twitter: @nataliafidel)

La iniciativa, no obstante, fue presentada en marzo pasado en la Legislatura porteña, pero no tuvo tratamiento legislativo y tampoco fue puesta en debate en el marco de alguna comisión parlamentaria.

La asociación que recibió la distinción surgió de la organización de sobrevivientes, familiares y amigos de las víctimas de Cromañón ante "la necesidad de generar acciones tendientes a concientizar sobre la prevención y así lograr que la memoria colectiva se active para que tragedias similares no vuelvan a ocurrir", según relataron sus integrantes.

Posteriormente, se incorporaron nuevos miembros que también habían perdido familiares en hechos ocurridos durante la noche, como Juan Lizarraga, papá de Ariana, una de las víctimas del derrumbe del boliche Beara, de Palermo, ocurrido en 2010.

(Twitter: @nataliafidel)

Así fue como comenzaron a ofrecer talleres de prevención, por ejemplo, en escuelas secundarias y a inspectores de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad que trabajan en el ámbito de la nocturnidad y en espacios de masiva concurrencia.

La diputada María Rosa Muiños, presente en la ceremonia, remarcó que "la asociación siempre se preocupó por la protección de nuestros pibes en la noche y hay un montón de legislación que estamos completando que fue posible por su trabajo".