Es en homenaje a la joven polaca que llegó a la Argentina como inmigrante y se convirtió en un símbolo de lucha contra la trata.


La estación de subte de la línea D “Callao” pasará a llamarse también “Raquel Liberman“, de acuerdo a una ley sancionada en la Legislatura porteña en homenaje a la joven polaca que llegó a la Argentina como inmigrante se convirtió en un símbolo de lucha contra la trata ya que fue quien denunció, en 1929, a una red que explotaba a mujeres.

Los legisladores, en rigor, dieron una primera sanción al cambio de nombre impulsado por Patricia Vischi, del bloque Evolución, en recuerdo de Liberman, la mujer que sirvió de inspiración al personaje de una novela televisiva (Argentina, tierra de amor y venganza) que retrata la explotación sexual a la que fueron sometidas inmigrantes que arribaban al país durante las primera décadas del siglo XX.

La China Suárez interpretó a “La Polaca” en “Argentina, tierra de amor y venganza”. (Foto: Web)

“Ella, a quien llamaban ‘la polaca’ como a tantas otras prostitutas rubias sometidas por proxenetas, decide denunciar en 1929 a sus explotadores, y esa actitud valiente permitió desbaratar por primera vez en el país una red de proxenetas con ramificaciones internacionales”, recordó Vischi.

(Twitter: @mpvischi)

Según sostuvo, esa denuncia “puso el tema de la trata en la consideración de la opinión pública y, en consecuencia, en 1935 la Municipalidad de Buenos Aires decretó la clausura de todos los prostíbulos”.




Comentarios