Robaron a los locales de la zona y a padres que esperaban a sus hijos en la puerta de la escuela.


Un grupo de motociclistas que eran parte del cortejo fúnebre de un joven fallecido lo “despidió” a los tiros y saqueó a los vecinos tras el entierro, en Lomas de Zamora.

Según testimonios de los vecinos de la zona, los hombres, que “venían arrasando con todo”, robaron motos de las personas que visitaban el cementerio, saquearon locales de la zona y hasta intentaron robarse placas de las tumbas.

“Hace 20 días pasó algo similar”, dijo una empleada del cementerio a TN. La mujer contó que estos hechos son cada vez más frecuentes y que tienen que cerrar sus puestos para protegerse de los ataques vandálicos.

María, que vende flores en el lugar desde hace más de 70 años, reconoce que ya se acostumbró a este tipo de conductas. Según ella contó, los delincuentes también “le quisieron robar las armas a la policía”.

También fueron víctimas de estos ladrones las mamás y papás de los niños que asisten a un jardín y una escuela que quedan a una cuadra: les robaron sus pertenencias. “Aparecen como hormigas”, comparó María.




Comentarios