El personal agrupado en el Sindicato de Peones de Taxis (SPT) se moviliza hacia la sede de Cabify.


El personal agrupado en el Sindicato de Peones de Taxis (SPT) se movilizan esta mañana hacia la sede de Cabify para rechazar “la existencia de una importante cantidad de vehículos no habilitados para circular en la CABA, lo que afecta de forma grave las fuentes laborales de miles de familias”, informó el titular del gremio, Omar Viviani.

Los taxistas se reunieron a las 11 en Pico y avenida del Libertador y marchan hacia las oficinas de Cabify, en Pico al 1600, desde donde se desconcentrarán dos horas después.

“El sindicato repudia la cantidad de vehículos no habilitados que circulan en el ámbito de la CABA, lo que afecta las fuentes laborales de miles de familias que viven de forma digna e inmersas en los marcos legales de la actividad”, señaló Viviani en el documento.

El dirigente aseguró que ya fueron gestionados “los permisos de rigor”, y solicitó a la sociedad que adopte previsiones ante “los inconvenientes que puede generar la protesta”.

Omar Viviani, Secretario General del sindicato de taxistas a nivel nacional. Crédito: DYN/EZEQUIEL PONTORIERO.

La aplicación móvil que contacta a usuarios o pasajeros con choferes se encuentra activa en doce países, entre ellos Argentina, y encontró una fuerte resistencia de los prestadores del servicio de taxi y remís.

Prohibida en Rosario

Desde julio, Cabify no puede operar en Rosario (Santa Fe) ante los “reiterados incumplimientos de ordenanzas vigentes” que derivaron en la caducidad de su habilitación como agencia de remises por parte del gobierno local, informaron fuentes oficiales.

“Se estuvieron violando todas las normativas dentro del municipio respecto a la razón y al objeto por el cual fue habilitado como agencia de apoyo al servicio de remís y, por lo tanto, hemos decidido caducar la licencia dada a la empresa Cabify”, dijo la secretaria de Transporte y Movilidad de Rosario, Mónica Alvarado.

Vista de una protesta convocada en abril por organizaciones de taxistas contra Uber, Cabify y otras plataformas de transporte, en Buenos Aires (Argentina). Crédito: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.

Cabify fue habilitada en Rosario como agencia de remís por lo que debe seleccionar remiseros habilitados por la municipalidad y no puede operar utilizando conductores privados.

Tampoco pueden operar con Cabify los taxis de la ciudad como lo hace las aplicaciones móviles Easy Taxi y Uber.

“Habíamos dictado una resolución por la cual estaba suspendida la empresa Cabify, y le pedimos a la Secretaría de Control y Convivencia que realice los controles pertinentes, ayer constataron que la empresa seguía funcionando”, explicó Alvarado en una conferencia de prensa.

ARCHIVO. Marchan los taxistas y varias organizaciones sociales en el centro porteño.

En ese sentido, detalló que “se detectaron irregularidades en tres vehículos: un remís y un taxi habilitados por el municipio, y también, un vehículo que no estaba habilitado ni como taxi ni como remís, todos despachados por el aplicativo Cabify”.




Comentarios