El diluvio en la zona generó un apagón en General Rodríguez, Bella Vista, San Antonio de Padua, Luis Guillón y San Miguel.


Tras una tarde de calor inesperado en la provincia de Buenos Aires, una tormenta eléctrica afectó a gran parte de la región y desencadenó un masivo corte de luz en el servicio que suministran las empresas Edenor y Edesur en el conurbano bonaerense.

General Rodríguez, Bella Vista, San Antonio de Padua, Luis Guillón y San Miguel fueron algunos de los barrios más afectados por el corte.

Alrededor de las 18 hubo 70 mil casas sin servicio eléctrico, según el reporte minuto a minuto que realiza el Ente Nacional Regulador de la Electricidad. La mayoría de los afectados son clientes de Edenor, con 62 mil cortes, mientras que Edesur tenía a 5 mil usuarios sin suministro.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió a las 18.22 un aviso a corto plazo por “tormentas fuertes con lluvias intensas” que abarca a la ciudad de Buenos Aires, varios municipios de la provincia y algunas ciudades de Entre Ríos. 





Comentarios