En la tarde de este lunes la Justicia ordenó el desalojo de las tierras tomadas por parte de una comunidad Mapuche en El Foyel, ubicado a unos 75 kilómetros de Bariloche. En este contexto, horas posteriores, un grupo de encapuchados decidió cortar la ruta nacional 40 en reclamo a la decisión del juez Marcelo Alvarez Melinger.

Los manifestantes portaron boleadoras y decidieron cubrir sus rostros, e impidieron el paso de los vehículos que circulaban por la Ruta Nacional 40.

No obstante, las fuerzas policiales no se presentaron en la zona sino más bien fueron los vecinos de Villa Mascardi quienes dieron aviso a los automovilistas que se acercaban al punto de conflicto.

Debido a la manifestación, se acumularon una cantidad significante de transporte de carga y vehículos particulares, dado que los manifestantes colocaron troncos sobre la ruta y exhibieron gomeras mientras recorrían el lugar.

En este contexto, la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, se presentó en el lugar para monitorear el operativo, cuando se cruzó con los manifestantes que atacaron con piedras la camioneta en el que viajaba.

Arabela Carreras

Carreras había pedido días atrás no confundir a estos ocupantes con "las comunidades originarias pacíficas que trabajan por el bien de la gente" y alertó que "se confunde la reivindicación de las tierras con estos hechos, a partir de debates ideologizados".

El campo en cuestión tiene 370 hectáreas y pertenece a Martín Soriani y a su familia, quienes presentaron una denuncia por usurpación y aseguran que cuentan con toda la documentación en regla.

Carreras dijo conocer a la familia perjudicada y precisó que "tienen el título de propiedad, porque durante años pagaron esta tierra que es de origen fiscal, y con mucho esfuerzo impulsaron su producción".

"Es una familia emprendedora, de esas que queremos tener en nuestra región porque nos ayudan a salir adelante. Es gente de bien, comprometida con el desarrollo de la Patagonia", indicó.

La mandataria remarcó que esta toma "es un delito y eso debe quedar en claro" y advirtió que "se confunde la reivindicación de las tierras con estos hechos, a partir de debates ideologizados".