Aparecieron roedores en espacios comunes y aulas del edificio que comparten las escuelas secundarias N°44 en el turno mañana y N°33 en el turno tarde en Bariloche. Esto generó malestar en la comunidad educativa que además les exigieron tanto a docentes como porteros asistir al establecimiento.

Las primeras ratas fueron vistos diez días atrás y la dirección de la ESRN 44 elevó una nota al Consejo Escolar Zona Andina para pedir que se fumigue y coloquen cebos, pero no hubo respuesta hasta que se elevó otra denuncia por nuevas apariciones de roedores. Una de las lauchas apareció en un pasillo común y otros dos cruzaron un aula cuando los chicos estaban en clase, según advirtieron referentes de Unter.

Encontraron roedores en las escuelas 44 y 33 de Bariloche.

Por este motivo, el Ministerio de Educación anunció la suspensión de clases esta mañana para poder colocar cebos y atrapar las plagas. La medida rige solo para los alumnos pero obligan al personal docente y porteros asistir al edificio y cumplir con su horario.

"El Consejo escolar quiere hacer cumplir horario en un lugar donde no están dadas las condiciones", cuestionó Andrea Roncatti, delegada de Salud de Zona Andina por el gremio Unter. La delegada indicó que la coordinación del Consejo Escolar "tiene que garantizar un espacio seguro para los trabajadores". Los docentes anunciaron que irán al Consejo Escolar a cumplir horario y a exigir soluciones en vez del edificio infestado.

El exterior de la escuela con altos pastizales y depósito de mobiliario sin uso.

"No solo los docentes reclaman por esta situación, sino también los alumnos porque no pueden estudiar en estas condiciones", remarcó Roncatti. Además agregó: "Ahora hay evidencia de que no hicieron nada en el receso del verano cuando tenían que realizar el mantenimiento y desratización de las escuelas. Tenemos que dejar de naturalizar estas cuestiones porque son riesgosas". Según publicó Río Negro.