Alejandro Dietmair es docente y trabaja en los colegios de Bahía Blanca y Punta Alta.

Hace unos meses atrás, tuvo un problema grave de salud, incluso estuvo en coma, y en vez de respetarle la licencia, la Dirección General de Escuelas le hizo descuentos en sus haberes.

“El sábado 15 de agosto ingresé al Hospital Municipal con un cuadro grave de asepsia, no me funcionaban los riñones. Tenía neumonía, no podía respirar. Estuve una semana en terapia intensiva”, aseguró Dietmair en Canal Siete Bahía Blanca y recordó, “estuve 22 días inconscientes en total y otros 10 despierto. Después de eso retorné a mi casa, con un andador para hacer rehabilitación”.

Pero las amarguras y preocupaciones parecían no tener fin cuando tuvo que percibir su salario, “el primer mes me pusieron el artículo por una licencia extraordinaria, pero en el segundo mes me descontaron 32 mil pesos porque se equivocaron”.

“Hubo reclamos a las escuelas, a todos lados, hasta llegué a hablarle a la viceministra y me dijo que tenía que hacer un pedido personal. Todavía no tengo ninguna respuesta”.

Dietmir destaca que lo peor que siente es “la falta de empatía humana en esta profesión”.