Ambientalistas, la dirección Nacional de Vialidad y la empresa Decavial SA, frenaron una parte de los trabajos que se vienen haciendo en la construcción de la autopista de la ruta nacional 33 entre Bahía Blanca y Tornquist en una medida proteccionista.

Esto se debe a la presencia de una barranca donde anida una especie protegida. Se tomo esta decisión los animales emigren de allí. Se estima que unas 100 parejas de estos loros se establecieron en el lugar para tener sus crías.

Detienen obras en Ruta 33 para proteger crías de loros barranqueros

El lugar en cuestión es el kilómetro 29,5 cuando llegó el momento de tirar abajo los montículos que había ese sector, algunos proteccionistas advirtieron que había una comunidad de loros barranqueros y sus crías recién nacidas.

Como medida temporal se decidió dejar una suerte de pared de unos 5 metros de ancho, hasta que llegue el momento en que los animales emigren del lugar, algo que ocurriría a mediados del mes de enero.

Mientras tanto, la contratista continúa trabajando en las inmediaciones del lugar. En el momento que los pichones emigren se tirará abajo el montículo.

Destacaron la buena predisposición tanto de la DNV como de la empresa constructora que, al ver que se podría causar un daño ambiental, buscaron alternativas para evitarlo.