En el marco de la desaparición de Gabriel García Gurrea, personal policial realiza allanamientos simultáneos vinculados a la causa. El más importante es en la casa de Pamela Antúnez, pareja del desaparecido.

Por orden de la jueza de Garantías N° 4, Marisa Promé, a pedido del fiscal Rodolfo De Lucia, se realizan al menos 7 allanamientos a tres meses de la desaparición de García Gurrea.

Con intervención de la división Casos Especiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y perros K9 de Punta Alta, los procedimientos comenzaron muy temprano en la mañana e incluyeron el departamento que ocupaba el hombre junto a su pareja, Pamela Antúnez, en General Paz 85, piso 1.

Allí encontraron a desnudo a Marcelo Campetella, quien se resistió pese a que no había sobre el orden de detención, por lo que fue aprehendido y conducido a la comisaría Segunda.

En simultáneo, allanan otros allanamientos, en la vivienda de Tamara Pampín (Fournier al 700, donde vive su abuela). Se logró el secuestro del Citröen C4 que habría sido pulido días después de la desaparición de García Gurrea. Hay otros cuatro vehículos que se busca requisar.