Los servidores públicos debieron acudir este martes por la noche a un llamado de emergencia. En el barrio 9 de Noviembre, a raíz del profundo agrietamiento que se produjo en un sector, se formó un cráter de grandes dimensiones que presentaba peligrosidad.

Según informaron fuentes oficiales, el cráter apareció en la esquina de Rosales y Rawson. Estiman que la acumulación de agua, por las lluvias caídas durante la jornada, socavó parte de la calzada.

Defensa Civil señalizó el tramo de la calle y dio aviso, tanto a la empresa ABSA como a la delegación municipal correspondiente.

Cráter señalizado

"Los vecinos esperan una pronta solución", según manifestaron.