La mujer de 78 años fue sorprendida en su domicilio de Aguado al 1.400


Dos delincuentes sorprendieron a una jubilada de 78 años a quien maniataron y luego ataron de pies y manos.

La víctima fue sorprendida en su domicilio de Aguado al 1.400 y tras lo sucedido tuvo una crisis nerviosa.

En diálogo con La Brújula la señora de nombre Mirta, señaló que los delincuentes ingresaron a su vivienda por una puerta trasera y que esto se debió a una distracción suya.

Explicó que luego de taparle la cabeza y atarla, durante alrededor de una hora revolvieron toda la casa llevándose una importante suma de dinero.

La mujer fue asistida luego de un llamado al 911. 




Comentarios