El sábado a la noche el Balneario se llenó de adolescentes. Decenas de adolescentes, entre los que destacaban integrantes de diferentes Promos, hicieron una fiesta al aire libre sin distancia social, ni barbijos, a pesar de que Azul se encuentra en una etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).

Durante la semana, funcionarios municipales recibieron a vecinos de la zona que entregaron un petitorio por ruedos molestos, y el propio intendente Hernán Bertellys participó de una reunión con autoridades de seguridad para evitar nuevos incidentes en la zona, ya que hace una semana dos menores fueron heridos por otro joven con un arma blanca.

Este domingo, desde la comuna enviaron un parte oficial de prensa informando que inspectores municipales del área de Control Ciudadano realizaron operativos en el sector del Balneario en los que labraron actas de infracción a dos jóvenes que producían ruidos molestos en la vía pública: “en Avenida Bidegain y Lola Mora se identificó a un infractor con el equipo de música a alto volumen en la calle y posteriormente, en Avda. Bidegain y Teniente O´Connor al segundo individuo que circulaba en automóvil con la música a muy alto volumen”.

Sin embargo, los agentes municipales no se enteraron de la concurrida fiesta que se hizo en pleno Balneario.