“Llamé como cualquiera y pedí 30 mil dosis de Johnson y Johnson. Pensaba que lo podía hacer”, reveló Matías Almeyda en diálogo con Canal 13 sobre su iniciativa para comprar dosis para todos los azuleños, que finalmente no prosperó.

“Yo llamé a Johnson & Johnson porque es una sola dosis. Llegamos hasta ahí, ellos por ahora solo tienen contactos con los países. Como iniciativa fue algo muy lindo, pero no se pudo hacer. Yo sé que hay muchos actores, futbolistas, tenistas y jugadores de básquet que ayudarían si se pudieran conseguir de manera privada”, afirmó el azuleño.

“No sé si faltan aparatos o gente”, aseguró el técnico del San José Earthquakes y contó que tras la muerte de su padre fue hasta el municipio de Azul “a ver en qué podía ayudar”. “No porque esté a favor o en contra de la política que hace ese gobierno en Azul, no me interesa, pero sí como ciudadano”, agregó.

“El Hospital de Azul tenía dos respiradores para 60 mil habitantes. Y mucha gente donó, ahora hay 13 o 14. Entre mucha gente donamos y yo rezaba que no fuera para uno de mi familia. Y la historia terminó como yo pensaba, ojalá que papá haya tenido ese. Es triste ver como está muriendo la gente. Deberíamos tener más vacunados de los que hay”, reveló dolido el ex jugador de River Plate.

Por último, Almeyda habló sobre la vacunación VIP: “Da mucha bronca ver que se vacunaron pibes de veinte años porque eran conocidos de alguien y que muchos se murieron porque no eran VIP. Yo trato de vivir como un ciudadano normal, y mucha gente vive así. Era el destino de mi viejo, yo creo en Dios y creo que su ciclo estaba cumplido en esta tierra. El mismo presidente se vacunó y se salvó, ojalá lo hubieran vacunado a mi papá”.