En la última sesión del Concejo Deliberante se aprobó por unanimidad un proyecto presentado por el Bloque GEN Azuleños para el Cambio en el que se solicita al Intendente Hernán Bertellys “propiciar mecanismos de trabajo mancomunado con las organizaciones “Punto Verde Azul”, “La Oveja Negra”, “Semillita” de Cachari, “Ecológica” de Chillar, y toda otra entidad que se ocupe de la problemática para generar acciones conjuntas y diseñar políticas públicas específicas que permitan revertir situaciones irregulares que se dan, en la ciudad y las localidades”.

//Mirá también: Denuncian que hay más de 15 basurales a cielo abierto en Azul

La iniciativa, realizada por la edil Verónica Crisafulli, le encomienda al Presidente del Concejo Deliberante, Juan Sáenz, a convocar a los funcionarios municipales de Medio Ambiente a una reunión en el marco de la Comisión de Salud y Medio Ambiente del Cuerpo, ampliada a todos los concejales que quieran participar, “para dialogar e intercambiar información relacionada a las políticas públicas que impulsa el Departamento Ejecutivo Municipal sobre la materia”.

“El cuidado ambiental es responsabilidad de todos y se deben generar políticas que permitan su protección pensando en las generaciones venideras. Dentro de las múltiples actividades que se desarrollan y que afectan de manera muy particular al medio ambiente, se encuentran la generación, recolección, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos. En ese marco existen residuos que son extremadamente contaminantes y peligrosos como las pilas que contienen elementos potencialmente perjudiciales. Las pilas forman parte de nuestra vida cotidiana, cada vez más se va incrementando su uso, se calcula que en nuestro país se consumen un promedio de 10 pilas por persona por año”, sostuvieron en un comunicado desde el GEN.

Por último, a modo de ejemplo destacan la iniciativa de recolección de pilas usadas llevada adelante por Punto Verde Azul y que fueron llevadas a la ciudad de Buenos Aires por un particular ya que en el partido no hay centros de acopio adecuados. “Fueron trasladadas a Capital Federal por la propia organización, con los costos que conlleva, debiendo haberlo realizado la Municipalidad, con un vehículo propio, a modo de colaboración”, concluyeron.